Importancia de que su hijo vaya al kinder

Aunque de adultos parezcan de sentido común, desarrollar la capacidad de manejar la irritación, esperar su momento, hablar en clase, respetar las opiniones de los demás y otros comportamientos requieren habilidades que aprendimos de niños. Uno de los principales objetivos de la educación preescolar es formar la personalidad del niño. También desempeña un papel crucial a la hora de ayudar al niño a iniciar una transición suave al entorno escolar, donde aprenderá a asumir responsabilidades de alumno que, cuando llegue al siguiente nivel educativo, debería dominar.

Las actividades y entornos preescolares ofrecen a nuestros hijos diversas oportunidades de educación en el presente y, sobre todo, para el futuro En la guardería, los alumnos tienen la oportunidad de ampliar su vocabulario, además de aprender a llevarse bien tanto con los adultos como con los niños. Además, aumenta el desarrollo del lenguaje oral del niño.

Aunque al principio a nuestros hijos le brindamos la educación en casa, es en la escuela donde aumentan considerablemente su vocabulario y mejoran su capacidad de comprensión. 

¿Por qué amplían más su vocabulario en la escuela? Suele ocurrir que los padres ya tenemos un conocimiento impecable del lenguaje de nuestros hijos y ellos no necesitan muchas palabras para comunicar lo que requieren. En cambio, en la escuela sus hijos requieren esforzarse al máximo para expresar sus opiniones y hacer peticiones.

Objetivos desarrollados

La educación preescolar ofrece varias ventajas, como ya hemos comentado, y tiene objetivos muy concretos para facilitar la educación de sus hijos. He aquí algunos ejemplos:

  • Ofrece las circunstancias necesarias para lograr la estabilidad en las funciones corporales.
  • Es ventajoso para la separación de la unidad familiar.
  • Lazos sociales y afectivos con niños de su edad.
  • Activa los sentidos y la percepción.
  • Potenciar la inventiva.
  • Maduración de las propias emociones.